Todos los sectores

 Consejos para ahorrar energía todos los días:

  • Apagar artefactos eléctricos cuando no se necesiten. Muchas veces se dejan lámparas prendidas en cuartos u oficinas vacíos. 
  • Muchos electrodomésticos tienen circuitos de energía de espera y permanecen en "stand by", a pesar de haberlos apagado.  Mientras estén conectados a la corriente, consumen electricidad, aunque estén “apagados”. Este es el caso de  los televisores con control remoto, reproductores de discos compactos (DVD), los equipos de sonido en gral., videocaseteras, hornos microondas, decodificadores, entre otros. En muchos hogares  hay varios equipos de este tipo y si no se     desconectan  del tomacorriente cuando no se utilizan, siguen consumiendo  electricidad en forma permanente.
  • Utilizar acondicionadores de aire  con la capacidad adecuada para el ambiente en el que van a funcionar.  Muchas veces se compran equipos de inferior capacidad para ahorrar dinero. Estos equipos, consumen más energía porque deben trabajar más tiempo para enfriar los ambientes,  por ser de menor capacidad de lo necesario. Si el equipo es el adecuado, trabaja solo lo necesario, enfría el ambiente en menos tiempo, consumiendo menos energía.  Es importante aprender a usar correctamente el equipo, establecer la temperatura, la velocidad del aire, etc. Regístrese para obtener información al respecto.
  • Evitar la sobrecarga de los circuitos eléctricos. Equipos de aire acondicionado, termocalefones, motores, duchas y cocinas eléctricas, deben tener circuitos independientes, sin interferencia de las bocas de luz y tomacorrientes.
  • Mejorar el mantenimiento. Los equipos sin mantenimiento adecuado consumen más energía. Limpiar una vez por semana, en los meses calurosos,  los filtros de los acondicionadores de aire.
  • Usar artefactos eficientes. Un ejemplo es el de las lámparas o focos fluorescentes compactos, que consumen menos del 30% que los focos comunes incandescentes y dan el mismo nivel de iluminación (y duran diez veces más).
  • En las viviendas, de día, hay que facilitar la circulación del viento (abriendo las ventanas) e impedir el impacto del sol, (cerrando las persianas).De noche la vivienda estará más fresca durante todo el día, requiriendo menos energía para enfriarla.
  • Modificar algunos hábitos en la cocina y en las demás actividades del hogar, que aumentan el consumo de energía.

Regístrese para obtener más información.

Ahorre energia en: